¿Somos testigos del evangelio?

 

“Ten cuidado con tú vida, quizás sea el único evangelio que muchas personas vayan a leer”. Esta frase atribuida a Francisco de Asís, cobra en nuestros días más sentido que nunca.

Muchas de las personas de nuestro entorno, se han ido alejando de la fe. Ven a la Iglesia, y en su mensaje, algo lejano y que no tiene nada que decirles en su vida. Esta realidad nos debe suscitar muchas preguntas. Una de estas preguntas, es si nuestra vida acerca al hermano a Dios, si nuestro testimonio, coherencia y vida, es capaz de reflejar el Amor que se nos ha dado.

Edith Stein, carmelita mártir copatrona de Europa, se convierte de la mano de Teresa de Jesús, gracias al libro de la Vida. Esta gran obra ha cambiado muchas vidas a lo largo de la historia, y sigue siendo un gran libro de referencia, y lo es porque nos muestra una experiencia personal. Santa Teresa no teoriza, sino que se centra en lo esencial, comparte ahora con quien lee sus escritos, la manifestación de Dios en su historia y nos enseña a encontrar a Dios en nuestras vidas y a relacionarnos con él.

Estamos en un momento de la historia en la que urge “anunciar y proclamar por todos los medios el Evangelio” (P. Claret), y el mejor instrumento somos nosotros mismos, ¡ojalá nuestra vida pueda ser ese reflejo que acerque al hermano a Dios!

 

Publicado en la revista Diocesana de Sevilla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s